Cómo afecta a la tercera edad las mudanzas

mudanza tercera edad

Cómo afecta a la tercera edad las mudanzas es un tema que no puede ser trivial. No sólo los jóvenes se mudan. Las personas de la tercera edad también lo hacen y este cambio puede representar un bonito nuevo comienzo para ellos o todo lo contrario.

Una mudanza en esta etapa de la vida puede originarse por distintos motivos. Cuando llegamos a una edad avanzada, y empezamos a tener ciertas dificultades, es precisamente una de las principales causas que hacen necesario un traslado.

 

Motivos para hacer una mudanza

Algunas de las circunstancias que puede ser necesarias las mudanzas en la tercera edad son las siguientes:

  • Cambios en el estado de salud.
  • Cambios en la movilidad.
  • Viudedad.
  • Cambios en el vecindario: ruidos, molestias, transportes públicos, etc.
  • Cambios en el contexto familiar.
  • Cambio en el nivel de ingresos.

Estas circunstancias provocan que se quiera o se necesite estar más cerca de la familia o que sea necesaria una vivienda de otras características.

Puede que la contaminación atmosférica de la ciudad haga imperativo un traslado a la costa. También cabe la posibilidad de que sea necesario estar más cerca de un hospital o una clínica de salud.

 

¿Cómo afecta a la tercera edad las mudanzas?

Algunos de los aspectos a tener en cuenta a la hora de que realicen una mudanza personas de la tercera edad:

  1. Hay que ser conscientes de los cambios que experimentamos todos en la tercera edad, tanto físicos como emocionales. Físicos por los problemas a la hora de tener que cargar con cajas, dado que se pueden fracturar algún hueso o lesionarse. Emocionales dado que pueden costarles, más que a otras personas, abandonar un hogar y un lugar, donde han pasado años y lustros en el mismo sitio.
  2. Incluso una persona mayor, con buen estado de salud, se cansará más rápidamente que una persona joven.
  3. Los pequeños achaques y dolencias de cualquier persona mayor son manejables en el día a día, sin embargo, en mudanzas en la tercera edad se les debe prestar especial atención y cuidado.
  4. La preparación y empaquetado de mudanzas en la tercera edad requerirá más tiempo de lo normal. Es recomendable distribuir los trabajos en varias jornadas o fines de semana.
  5. La hidratación durante una mudanza es muy importante en la tercera edad.
  6. Tener en cuenta que durante el proceso de embalaje se podrán descubrir objetos y recuerdos que se creían olvidados y estos pueden resultar traumáticos. Debemos de ser respetuosos y pacientes.
  7. La mayoría de las personas mayores se suelen ir de casas grandes a casas pequeñas, por la comodidad ya que es un aspecto importante para ellos.
  8. También suelen irse a hogares donde sean más accesibles o donde hayan menos escaleras.

 

como afecta mudanza tercera edad

 

¿Cómo hacer una mudanza en la tercera edad?

Lo normal es que, en esta etapa de la vida, la condición física no sea la mejor para ponerse a cargar con objetos pesados.

Así que, sin duda, la mejor opción será contratar una empresa de mudanzas que realice todo el trabajo de la manera más ordenada posible y con el mayor cariño hacia esos objetos acumulados durante toda una vida. Os ayudarán en todo momento y aportarán la seguridad y confianza que los mayores necesitan.

Siempre que se pueda, lo mejor es que los hijos se encarguen de la coordinación y organización del papeleo con la empresa de mudanzas, aunque haciendo partícipes a nuestros mayores, en todo momento, de las decisiones a acometer.

 

Lugar ideal para vivir una persona de tercera edad

Antes de mudarse, las personas mayores deben encontrar el sitio que más le conviene para facilitar su vida cotidiana. El rango óptimo de las instalaciones públicas, tales como supermercados, farmacias, lugares de ocio para mayores deben encontrarse en las proximidades de su nuevo hogar.

Un servicio de enfermería ambulatoria no debe estar demasiado lejos del jugar de residencia. Puede que en un futuro cercano puedan hacerle falta unas visitas medicas.

Lo mismo se aplica a la accesibilidad. Andadores, sillas de ruedas y otras ayudas para el movimiento independiente suelen acompañar a las personas a cierta edad. Por lo tanto, un ascensor debe estar presente en el piso donde vayan a vivir o el apartamento debe estar situado en una planta baja. También debemos de tener espacios para guardar todos los nuevos complementos.

 

¿Cómo afecta a la tercera edad las mudanzas?

Esperamos que con esta información proporcionada anteriormente, os ayude a la hora de hacer una mudanza con personas de la tercera edad. Mudanzas Ruiz te desea que la mudanza sea lo menos traumática posible y que puedan disfrutar de su nuevo hogar.