Tarjeta de Transporte para hacer Mudanza

tarjeta transporte mudanza

¿Alguna vez has viajado sin DNI o pasaporte? Es la misma situación que si viajas sin una Tarjeta de Transporte para hacer una Mudanza. Es importante que tus objetos estén identificados. Desplazar la carga de un lugar a otro sin la tarjeta de transporte es un riesgo a la hora de organizar una mudanza. El proceso de conseguir la tarjeta de transporte es muy lento.

 

La tarjeta de transporte es un documento obligatorio que se exige legalmente a todos los vehículos que van a ser utilizados para transportar artículos de terceros con una MMA (Masa Máxima Autorizada) de más de dos toneladas. Si vas a realizar una mudanza, ten en cuenta este aspecto, sobre todo si vas a contratar una empresa de mudanza.

 

Para obtener la tarjeta de trasporte debes tener en cuenta muchos aspectos. A continuación, detallaremos en qué casos hace falta, qué tipos de tarjetas hay y qué documentación necesitas para conseguirla.

 

¿Cuándo es obligatorio contar con la Tarjeta de Transporte?

Como anteriormente hemos explicado, si quieres transportar un objeto muy grande y pesado (como puede ser un vehículo o un piano) necesitas la tarjeta de transporte si:

  • Vas a transportar mercancías de terceros con una MMA de más de dos toneladas
  • Vas a transportar artículos propios con un a MMA inferior a 3,5 toneladas

 

¿Qué tipo de Tarjeta de Transporte existen?

Dependiendo de la carga que vayas a transportar y también del ámbito de transporte, existen cuatro tipos de tarjetas de transportes diferentes:

  • MDL Nacional: es obligatoria para aquellos vehículos con una MMA inferior a 3,5 toneladas y que vayan a transportar existencias ajenas dentro del territorio nacional
  • MPC Nacional: es la que permite el transporte de mercancías propias dentro del territorio nacional con una MMA mayor a 3,5 toneladas
  • MDP Nacional: es la que se exige a los que tengan la intención de transportar mercancías de más de 5,5 toneladas de peso dentro del territorio nacional
  • MDL Autonómica: es la que da permiso al conductor a transportar mercancías dentro del territorio autonómico específicamente

 

transporte mudanza

 

Cómo obtener la Tarjeta de Transporte

Puedes obtener tu tarjeta de transporte a través de una gestoría o acudiendo directamente a la delegación de transporte de tu ciudad. En ambos casos, la documentación que deberás aportar es la siguiente:

  • Documentación original del vehículo
  • Impuestos de circulación abonado correctamente en fecha y forma
  • CIF de la empresa
  • DNI vigente del apoderado o re-presentante legal de la empresa

En la delegación comprobarán que está al corriente de sus obligaciones fiscales y laborales y, sobre todo, que no tienes sanciones firmes de transportes pendientes de pago.

 

Caducidad

La duración de la tarjeta de transporte depende de la antigüedad del vehículo:

  • Vehículos nuevos o con menos de cinco años: la tarjeta es indefinida siempre que se realicen puntualmente las renovaciones o visados
  • Vehículos de seis a diez años: la tarjeta se podrá renovar hasta los diez años, siempre con sus respectivas revisiones del vehículo (ITV)
  • Cambio de vehículo por otro más viejo: no puede traspasarse la tarjeta, por esta razón deberá obtener una nueva
  • Cambio de vehículo por otro más nuevo: podrá traspasarse la tarjeta de un vehículo al otro 

 

Renovación

Las tarjetas se renuevan cada dos años, las de servicio particular en los años impares y en el mes que coincida con la última cifra del DNI del titular.

 

Otros casos

La obligatoriedad de disponer de una tarjeta de transporte varía en función del vehículo:

  • Vehículo mixto: Deberán obtener la tarjeta de trasporte si superan la MMA de 3,5 toneladas
  • Turismos: Éstos, al no poder llevar carga, tampoco pueden obtener tarjeta de transporte
  • Trasportistas profesional: Si realiza transporte de pequeñas mudanzas, es decir, si cobra por el servicio de transporte, en este caso, el límite es distinto a partir de una tara autorizada de dos mil kg, ya podrás obtener la tarjeta de transporte

 

Con toda está información proporcionada, podrás obtener tu tarjeta de transporte con toda seguridad para hacer mudanzas sin ningún problema. Esperemos que te haya servido de ayuda. Mudanzas Ruiz te desea lo mejor.

¿Cómo organizar una mudanza?

cómo organizar mudanza

Organizar una mudanza es una de esas tareas aburridas que tenemos que afrontar alguna vez en la vida. En un periodo muy corto de tiempo se toman muchas decisiones y es importante  acertar al máximo. Es un momento único en tu vida para transformar una situación estresante en una oportunidad para hacer un reset en tu casa y en tu vida. La clave para alcanzar el éxito, sin demasiado esfuerzo, está en la planificación. No dejes nada al azar, desde las cajas que vas a necesitar, hasta el transporte adecuado para tus enseres. Y, por supuesto, sin olvidar lo que tendrás que pagar para que todo salga correcto.

 

Organizar una mudanza

  • Clave: si quieres que en tu nueva casa todo esté perfecto, comienza por organizar las cosas con tiempo y no dejarlo para el último día. Para empezar haz una selección de los objetos menos necesarios y deshazte de lo que no quieras y o no vayas a usar.
  • Organiza: reúne todos los materiales como, por ejemplo, cajas de cartón, bolsas grandes de basura, papel de embalar, plásticos de burbujas, cintas y tijeras.
  • Planificar por zonas: Puedes usar un color para cada caja, para que así sea más fácil distinguirlas, o poner códigos (como 1, 2, 3…) para indicar qué hay que desembalar antes y qué puede esperar. Especifica lo que contiene cada caja y etiqueta las cajas, con el nombre de cada habitación, por varios lados. Así, cuando lleguen a su destino, cada una irá a la habitación correcta.

 

¿Qué me llevo en una Mudanza?

Haz recuento de todos los artículos que vayas a querer mantener. Recuerda el dicho: ¡Casa nueva, Vida nueva! Por lo tanto, deja atrás todo aquello que sea inservible.

 

¿Qué cosas tirar?

Tiramos todo aquello que no se vaya a utilizar o que esté roto, para así, quitarnos artículos del medio. Por ejemplo:

  • Muebles estropeados
  • Muebles que no encajen con la nueva decoración
  • Prendas deterioradas
  • Periódicos antiguos
  • Cajas vacías
  • Utensilios de cocina que no encajen con tu nueva cocina
  • Productos tecnológicos obsoletos

 

¿Qué voy a dejar?

Todo aquello que tiene un buen aspecto, sin embargo, que no se llegan a utilizar o ya no te sirve. Por ejemplo:

  • Cordeles
  • Productos a medidas, que no sirven para tu nuevo hogar
  • Electrodomésticos, si has comprado nuevos o si estabas en alquiler en tu antiguo hogar
  • Artículos de decoración

 

organizar mudanza

 

¿Qué hay que tener en cuenta al organizar una mudanza?

  • Permisos: hay que tener en cuenta las licencias necesarias en Sevilla (Artículo 112- Condiciones para la realización de la mudanza). Para:
    • Reservar espacios para camiones
    • Grúas en caso de pisos altos sin ascensor o muebles pesados o grandes
  • Presupuesto: Debes optar por encargar tu mudanza a profesionales. Solicita varios presupuestos homogéneos (al menos tres) y elige el que más te convenza

 

Proceso en una Mudanza

¿Cómo podemos dividir una mudanza?

Hay tres pasos fundamentales cuando vamos a realizar una mudanza. Si los sigues correctamente tendrás control sobre el proceso completo y conseguirás que algo tedioso se convierta en una aventura hacia tu nuevo hogar.

  • Previo: tener como objetivo principal planificar todas las tareas del proceso de mudanza completo. Empezamos con el suficiente tiempo de antelación para planificar las primeras tareas:
    • Establecer un calendario de hitos a realizar
    • Pedir varios presupuestos
    • Tener en cuenta las herramientas necesarias para la mudanza
    • Ordenar y tirar todo lo innecesario
    • Decidir qué objetos se quedan contigo y cuáles no
  • Traslado: es el paso en el que se lleva a cabo el trasporte de tus objetos. Tus pertenencias se dirigen al nuevo hogar. Para el día de la mudanza tienes que tener preparado los siguientes puntos.
    • Inventario de todos los artículos que se vayan a trasladar
    • Haber embalado todos los objetos y muebles
    • Traslado de todas tus pertenencias a la nueva residencia
    • ¡Atención! No te olvides de ninguna caja ni ningún elemento que puedas echar de menos
  • Asentamiento: Los siguientes días son para desembalar, ubicar muebles y objetos en su lugar definitivo. Cuanto antes empieces, antes acabarás. Recuerda reciclar las cajas que ya no te sirvan en el contenedor de cartón.

 

Las mudanzas particulares, son una tarea compleja de realizar, ya que requiere de una buena planificación y organización. Esperemos que te haya servido de ayuda la información proporcionada anteriormente. Mudanzas Ruiz te desea que disfrutes de tu nuevo hogar.